HAGAMOS DE ESTA CUARENTENA, TIEMPO GANADO

Como todos sabemos, estamos atravesando tiempos atípicos y la situación de quedarnos en casa durante varios días puede generar mucho malestar e incertidumbre.

¿Qué va a pasar con las clases? ¿Van a ser virtuales? ¿Qué podemos hacer para no perder días de clases? La realidad y las noticias van cambiando minuto a minuto, lo cual genera más preguntas que respuestas.

La realidad es que este Marzo estaba pensado desde la escuela como un mes para encontrarnos, reencontrarnos, conocernos, establecer los primeros vínculos y trabajar con lo que llamamos “ambientación”, con la intención de que los niños encuentren en el aula, con su seño y sus compañeros un espacio agradable.

Lamentablemente hay espacios y momentos que son irremplazables, y hay cosas que solo suceden en el aula, en el encuentro, en el intercambio y atraviesan las planificaciones de cada una de las seños, que con tanto empeño piensan cada una de sus clases.

Los invito a que hagamos de esta situación tan particular, una oportunidad para hacer lo mismo que teníamos pensado desde la escuela, pero cada uno en casa. Los invito a reforzar vínculos y aprender juntos:

Haciendo una rutina de gimnasia para niños o bailando estaremos aplicando algo de Educación Física; compartiendo en familia un juego de mesa el ejercicio cognitivo se multiplica; haciendo una manualidad con lo que tenemos en casa estaremos dejando a nuestra mente volar como lo hacen los chicos en Plastica; escribir un cuento puede convertirse en un sinfín de creatividad, y la seño de Lengua estará orgullosa, hacer una receta y pesar los gramos de los ingredientes podría verse como una excelente clase de Matematica, investigar sobre algo que nos interese, las opciones son infinitas. ¡Solo hay que dejar volar nuestras ideas!

Son tiempos de cuidarnos entre todos. La preposición “entre” marca el más de uno, el encuentro, el puente, el lazo, la comunicación y la imposibilidad de encarar esta situación en soledad, porque nadie tiene la receta y es entre todos que tenemos que generar los cambios.

Y cuando todo esto pase, saldremos mejores papás, mejores docentes, mejores personas, porque si nos quedamos en casa, nos cuidamos entre todos.

Julieta Heredia